Observatorio de Bioética, UCV

Un nuevo paso en la contracepción: la vacuna contraceptiva

 Última hora

Noticias / BIOÉTICA PRESS / Reproducción humana. Su regulación

Un nuevo paso en la contracepción: la vacuna contraceptiva
17 abril
12:37 2018

La vacuna contraceptiva actua impidiendo la implantación del embrión en el útero, por lo que destruye una vida humana.

 

Tras el descubrimiento del efecto contraceptivo que algunas hormonas tienen, se puso a punto la píldora contraceptiva, que empezó a utilizarse en la década de los sesenta del siglo pasado. En 1988 llegó al mercado de la planificación familiar el DIU de cobre y en 2001 el DIU liberador de hormonas.

En el mundo actualmente hay alrededor de 770 millones de mujeres que utilizan la contracepción y de ellas alrededor del 18% utilizan métodos hormonales, más específicamente la píldora contraceptiva, aunque según la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 214 millones de mujeres en edad fértil que viven en países en desarrollo, no tienen a su disposición los modernos métodos contraceptivos. Por lo que parece de interés biosanitario la posibilidad de desarrollar algún método contraceptivo que pueda ser ampliamente distribuido entre estos últimos grupos poblacionales.

En relación con ello, ya hace más de cuatro décadas, el médico indio Gursaran Pran Talwar, propuso la posibilidad de producir una vacuna contraceptiva, basándose en la conveniencia de disponer de un método contraceptivo que no requiriera el uso diario de las píldoras y, sobre todo, que no tuviese los efectos secundarios negativos que las píldoras anticonceptivas tienen, por lo que pensó que podía ser una vacuna, que tuviera como diana la gonadotrofina coriónica (hCG), que como se sabe es una hormona producida por el embrión nada más quedar constituido y que consecuentemente no se puede detectar hasta que comienza el embarazo.

En relación con la función de la hCG lo más importante es que dicha hormona es esencial para que el embrión se pueda implantar adecuadamente en el útero de su madre, por lo que Talwar pensó que se podría bloquear la implantación de los embriones si se utilizaba una vacuna que neutralizara la acción de la hGC.

Persiguiendo este objetivo, el médico indio ha estado 40 años trabajando en diversas variedades de vacunas, que no es momento de referir aquí, pero que se pueden encontrar descritas en el artículo que estamos comentando de Nature Medicine (Volume 24. Number 2. February 2018) hasta poner a punto la tercera generación de su vacuna, que ahora va a ser evaluada en un ensayo clínico.

Esta tercera generación de la vacuna contraceptiva ha pasado los necesarios controles experimentales en roedores y marsupiales y, aunque ya estaba dispuesta en 2010 para ser utilizada en humanos, han debido transcurrir 8 años para que uso fuera aprobado por el Comité Nacional de Manipulación Genética y de Control de las Drogas del Ministerio de Sanidad indio.  La firma Bharat Biotech, de Hyderabad, ha sido la encargada de poner a punto el fármaco para poder iniciar los referidos ensayos clínicos.

Desde un punto de vista biomédico puede ser de interés dicha vacuna, al mostrar algunas ventajas, que ya se han comentado, sobre las píldoras contraceptivas. Sin embargo, dese un punto de vista bioético, conviene destacar, que, como ya se ha referido, esta vacuna actuaría impidiendo la implantación del embrión en el útero, consecuentemente destruyendo una vida humana que ya ha iniciado su andadura, lo que a nuestro juicio la hace merecedora de una valoración bioética negativa.

Related Post

Un nuevo paso en la contracepción: la vacuna contraceptiva
Relevancia
Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *

Máster Universitario de Bioética

Suscríbete a Nuestras Newsletters





Selecciona lista(s):

Bioética Press




Contacta con Nosotros:

*
*
Suscribete a nuestros Newsletters

Selecciona lista(s):