Observatorio de Bioética, UCV

Desciende la mortalidad en el mundo

Bioética / Noticias / BIOÉTICA PRESS

Desciende la mortalidad en el mundo
15 noviembre
13:20 2017

Aunque los datos son positivos, aún existen aspectos preocupantes como son los muertos por sida, tuberculosis y malaria, lo que indica que todavía hay que realizar grandes esfuerzos médicos y económicos para reducir la mortalidad en estas y otras enfermedades.

 

En la tercera semana del pasado mes de septiembre de 2017, la revista The Lancet  publicó su último análisis global de la salud en el mundo (GBD 2016), que recoge datos entre 1990 y 2016. Son muy variadas las áreas que dicho informe cubre, pero aquí nos referiremos a aquellas que nos parece tienen mayor interés social e incluso ético.

En 2016 se estima que nacieron 128,8 millones de niños y se produjeron 57.7 millones de defunciones, pero en relación con ello la buena noticia es que, considerada globalmente, la mortalidad ha disminuido en todos los grupos de edades en las últimas cinco décadas. Sin embargo, aún existen datos preocupantes como son el 1.3 millones de muertos por sida, 1.2 por tuberculosis y 719.600 por malaria, lo que indica que todavía hay que realizar grandes esfuerzos médicos y económicos para reducir la mortalidad en estas y otras enfermedades.

También preocupa que desde 2006 los muertos por enfermedades isquémicas del corazón han aumentado en el mundo un 19%. También la diabetes ha sido la causa de 1.43 millones de muertes en 2016 lo que significa un aumento del 31.1% desde 2006.

De forma más general un peligro para la salud es que la obesidad continúa aumentando en el mundo. También el tabaco y las dietas pobres en calorías siguen siendo un importante riesgo para la salud.

Estos datos indican que el mundo se está volviendo más sano pero que la progresión es desigual. La gente está viviendo más, pero con más enfermedades, y esto es preocupante.

En relación con los índices de salud, Singapur, Islandia y Suecia han sido los que han logrado los mejores en 2016, siendo Somalia, Republica Centro Africana y Afganistán, los peores.

Una conclusión que se puede obtener de este informe es que “hay ciertas áreas de salud que necesitan una atención específica en diferentes países, lo que requiere mejoras en los sistemas de salud, junto con iniciativas más verticales, pues una cobertura universal de la salud no será suficiente para resolver o al menos paliar estos problemas.

Compartir en: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on Pinterest

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *

Máster Universitario de Bioética

Bioética en el cine

Suscríbete a Nuestros Newsletters

Selecciona los Newsletters:

Donaciones

Contacta con Nosotros:

Nombre:*
E-mail:*
Mensaje:
Suscribete a nuestros Newsletters

Selecciona lista(s):