Observatorio de Bioética, UCV

La terapia celular fetal podría corregir la espina bífida

 Última hora

Células madre adultas / Noticias / BIOÉTICA PRESS

La terapia celular fetal podría corregir la espina bífida
20 julio
12:40 2017

Espina bífida. La terapia celular fetal podría corregirla

La terapia celular puede servir para desarrollar injertos de piel aplicables a los defectos del mielomeningocele antes del nacimiento. Según un estudio preclínico que se publica en Stem Cell Reports, esta terapia administrada al feto podría evitar las complicaciones asociadas a la espina bífida, uno de los defectos congénitos más graves.

En su trabajo, los investigadores generaron primero piel artificial a partir de células madre pluripotentes inducidas (iPS), y luego trasplantaron injertos de esa piel en fetos de rata con mielomeningocele.

El tratamiento actual de la espina bífida es quirúrgico en determinados casos de fetos y recién nacidos con espina bífida. La cirugía fetal mejora los resultados neurológicos en comparación con la intervención tras el nacimiento, pero también se asocia con mayores tasas de parto prematuro y otras complicaciones graves, lo que subraya la necesidad de encontrar nuevas terapias fetales.

El grupo de Akihiro Umezawa, del Instituto Nacional de Salud del Niño de Japón, propuso un enfoque mínimamente invasivo, donde se genera e injerta piel para cubrir los defectos de mielomeningocele durante el embarazo, mejorando potencialmente los resultados a largo plazo y reduciendo los riesgos quirúrgicos.

En este estudio, los investigadores primero desarrollaron células iPS a partir de células de líquido amniótico que obtuvieron de un feto con síndrome de Down y de una gestación con el síndrome de transfusión feto-fetal. A continuación, con factores específicos diferenciaron a las células iPS en células de la piel y trataron a estas células con compuestos adicionales, como el factor de crecimiento epidérmico para promover su crecimiento en diferentes capas cutáneas. En total, tardaron 14 semanas desde la preparación del líquido amniótico hasta la obtención de piel tridimensional, lo que permitiría que un eventual injerto de esta terapia celular se llevase a cabo en la ventana terapéutica de las 28-29 semanas de gestación.

Los investigadores japoneses trasplantaron los injertos de piel tridimensional a 20 fetos de rata a través de una pequeña incisión en la pared uterina. La piel artificial cubrió parcialmente los defectos del mielomeningocele en ocho de las ratas recién nacidas y cubrió completamente los defectos en cuatro de las ratas, así mismas recién nacidas.

Además, la piel injertada se regeneró con el crecimiento del feto y, a lo largo de todo el embarazo, se aceleró la cobertura de los defectos. Las células cutáneas trasplantadas no favorecieron la formación de tumores, pero el tratamiento redujo significativamente el peso al nacer, así como la longitud corporal.

“Estos resultados nos animan y creemos que nuestra terapia de células madre fetales tiene un gran potencial para convertirse en un nuevo tratamiento para el mielomeningocele”, dice Umezawa. “Sin embargo, hacen falta más estudios, en animales más grandes, para demostrar que nuestra terapia de células madre fetales promueve a largo plazo la regeneración de la piel y la mejora neurológica con seguridad” (Redaccion.Diario Médico, 06/06/2017).

Desde un punto de vista ético hay que resaltar que las células de piel fueron producidas a partir de células iPS obtenidas de líquido amniótico, cuyo uso, por ser células adultas, no implica ninguna dificultad ética, siempre y cuando la obtención del líquido amniótico esté clínicamente justificada.

 

Compartir en: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on Pinterest
La terapia celular fetal podría corregir la espina bífida
Relevancia
Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Dr Philippe (Felipe) Schepens
    Dr Philippe (Felipe) Schepens julio 25, 16:46

    No es claro de donde provienen estas células madre fetales. Provienen ? de un otro feto que matarón para obtener estas células? Como médico no admito que se matarà un feto humano para salvar otro. Si estas células provienen de une feto sin matarle o hacerle darle riesgos importantes, pienso qué estoy de acuedo que se utilizarà este método sobre fetos humanos.

    Responder a este comentario
    • Cristina Castillo Albarran
      Cristina Castillo Albarran julio 26, 11:35

      Muchas gracias por su consulta. Las células se obtuvieron del líquido amniótico mediante la realización de sendas amniocentesis. A partir de estas células se derivaron las iPS y de ellas las células de piel. Por ello, no se destruyeron embriones ni fetos humanos para su obtención por lo que nuestra valoración ética es positiva.

      Lucía Gómez-Tatay

      Responder a este comentario

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *

Máster Universitario de Bioética

Bioética en el cine

Suscríbete a Nuestros Newsletters

Selecciona los Newsletters:

Donaciones

Contacta con Nosotros:

Nombre:*
E-mail:*
Mensaje:
Suscribete a nuestros Newsletters

Selecciona lista(s):