Observatorio de Bioética, UCV

OTRO GRAN PASO EN LA REPROGRAMACIÓN CELULAR LA PRODUCCIÓN DE CÉLULAS STAP

Artículos más destacados / Células madre / Informes / BIOÉTICA PRESS

OTRO GRAN PASO EN LA REPROGRAMACIÓN CELULAR LA PRODUCCIÓN DE CÉLULAS STAP
24 febrero
12:37 2014

La puesta a punto de esta técnica supone un gran paso en la reprogramación celular, que indudablemente repercutirá en el campo de la medicina reparadora y regenerativa, a nuestro juicio la más espectacular posibilidad terapéutica en este siglo XXI en el que nos encontramos.

Sigue la ciencia dando pasos para conseguir células similares a las embrionarias humanas para poder sustituirlas en aplicaciones experimentales e incluso clínicas  (aunque si bien es cierto que estas últimas son muy escasas y no bien comprobadas), para así obviar las dificultades éticas que su uso conlleva, pues no hay que olvidar que hasta ahora para obtenerlas hay que destruir embriones humanos.

Decimos hasta ahora, porque al parecer, se ha puesto a punto una técnica para obtener líneas celulares embrionarias a partir de un blastómero obtenido de un embrión de 5 a o 8 células, lo que permite que éste pueda ser implantado después de extraerle la célula que se quiere utilizar (Nature communications 2014,  DOI: 10.1038/ncomms4195). Esto evitaría tener que destruirlo, aunque también es cierto que al extraer un blastómero a un embrión de 8 células se le restan posibilidades de implantación, es decir se estaría manipulando el embrión con una finalidad ajena a su propio bien.

Haciendo un poco de historia, hay que recordar que el primer gran paso para obtener células similares a las embrionarias humanas sin tener que destruir embriones fue dado por Takahashi y Yamanaka, quienes en 2006 pusieron a punto una técnica de reprogramación celular dirigida a conseguir derivar de células adultas células similares a las embrionarias, las denominadas células iPS. Sin embargo, las células iPS aun presentan inconvenientes técnicos, para poder ser utilizadas en la clínica humana, especialmente derivados de la necesidad de utilizar genes reprogramadores para conseguirlas, pues no se sabe a ciencia cierta en qué medida el proceso de reprogramación puede inucir alteraciones genéticas en el ADN de la célula producida. También es un objetivo inconveniente el que en algunas circunstancias, y fundamentalmente dependiendo del tipo de gen reprogramador utilizado, pueden producir tumores cuando son trasplantadas.

Otra dificultad para el uso clínico de las células iPS es su baja eficiencia, aunque esto al parecer ha sido resuelto por un equipo israelí que ha conseguido inactivar un gen que actuaba como inhibidor del proceso reprogramador, el MGd3, por lo que al no desarrollar su acción inhibidora, la reprogramación se hace más eficiente, llegando incluso al 100% (Nature 502; 65-70, 2013). Si esto se confirma, indudablemente se habría dado un gran paso para la consecución de células iPS que posteriormente pudieran ser utilizadas con fines clínicos.

Pero, ahora un equipo japonés, encabezado por Haruko Obokata, acaba de publicar en Nature (505; 676-680, 2014) un interesante trabajo en el que se describe cómo se pueden reprogramar células adultas de ratones en células similares a las embrionarias sin utilizar genes reprogramadores, es decir, por un procedimiento distinto al de Takahashi y Yamanaka. Procedimiento técnico, que en detalle no podemos describir aquí, pues sale fuera del objetivo de esta nota, pero que esencialmente consiste en someter a la célula adulta a una situación de estrés sumergiéndola en un medio ácido, con un Ph muy bajo. Ello hace que la célula adulta reaccione ante el medio hostil iniciando un proceso de reprogramación que culmina con la producción de una célula muy similar a las embrionarias humanas. A estas células, el equipo de Obokata, las ha denominado células de “adquisición de pluripotencialidad inducida por estrés”, o células STAP, acrónimo de su nombre en inglés.

Para comprobar su logro, Obokata y colaboradores utilizaron una proteína fluorescente propia de las células pluripotenciales que se iluminaba cuando se producían este tipo de células. Así pudieron demostrar que a los pocos días de estar las células en su entorno ácido se detectaba la fluorescencia, lo que indicaba que se habían producido células pluripotentes. En sus experiencias las células producidas se trasladaron posteriormente a un embrión de ratón normal, comprobándose que las células madre pluripotentes producidas, portadoras de la proteína fluorescente, infiltraban todos los tejidos del ratón trasplantado, hasta dar lugar a una quimera, mezcla genética del ratón normal y el modificado.

Sin duda, la puesta a punto de esta técnica supone un gran paso en la reprogramación celular, que indudablemente repercutirá en el campo de la medicina reparadora y regenerativa, a nuestro juicio la más espectacular posibilidad terapéutica en este siglo XXI en el que nos encontramos.

Pero al margen de estas consideraciones, las células STAP tienen unas características biológicas que incluso sobrepasan las bondades de las células iPS, en cuanto a su mayor similitud con las células embrionarias.

En efecto, las células iPS, como se sabe, son similares a las células madre embrionarias, es decir a las células de la masa granulosa interna, de las que se pueden obtener líneas celulares de todo tipo de tejidos, pero de las que no se puede producir un embrión completo. En cambio, a partir de las células STAP se pueden conseguir células de tejido extra embrionarios, que puedan dar lugar a la placenta, por lo que, en teoría se podría producir un embrión completo, lo que hace que las células STAP, más que a las células embrionarias, se asemejarían al cigoto, es decir podrían ser células idénticas a la primera célula animal.

Sin embargo, estas experiencias, en principio tan prometedores, requieren aún, como sus propios autores reconocen, mucho trabajo adicional para poder llegar a ser utilizadas en la clínica humana, pues se desconocen los mecanismos biológicos que sustentan su producción, e incluso su naturaleza una vez producidas.

Por otro lado,  las experiencias hasta ahora realizadas se han llevado a cabo en ratones, por lo que no se puede asegurar que lo que ocurre con las células animales ocurra también si se utilizan células humanas, por lo que hasta que esto no se confirme la traslación de estas experiencias  a la clínica humana parece aún muy distante.

 

justo aznar

Justo Aznar.
Director del Instituto de Ciencias de la Vida de la UCV
Miembro de la Pontificia Academia para la Vida

Related Post

OTRO GRAN PASO EN LA REPROGRAMACIÓN CELULAR LA PRODUCCIÓN DE CÉLULAS STAP
Relevancia

SINOPSIS: Se da otro paso importante en la reproducción celular al conseguirla sin utilizar genes reprogramadores, sometiendo a las células adultas que se quieren reprogramar a una situación de estrés sumergiéndolas en un medio ácido.

Temáticas
Compartir

Acerca del autor

Observatorio Bioética

Artículos relacionados

4 comentarios

  1. arch
    arch mayo 04, 11:55

    En imágenes de la etiqueta células madres ya se puede observar del como haruko obokata sólo comprobó el descubrimiento de gahb para conversiones a células madres con 100% capacidades diferenciaciones en empleos de la temperatura, presión, electricidad, etc. y así acciones y agentes inorgánicos y orgánicos. Gahb la ha denunciado por plagiar su descubrimiento. Acceder a web rejuveancianos y compruebe la situación. Gracias.

    Responder a este comentario
  2. socimper
    socimper mayo 03, 19:14

    Eliezer huberman y otros, y luego recientemente haruko obokata comprobaron descubrimiento de gahb para las conversiones de células a madres inducidas con 100% capacidades diferenciaciones y en aplicaciones de la temperatura, presión, electricidad, etc. y agentes inorgánicos y orgánicos. Muy buena la bioética y para que no se cometan atropellos, plagios, daños a los ambientes y a los seres, comercializaciones inescrupulosas de productos y otros de biotecnologías, etc. Muy buena web para los pobladores.

    Responder a este comentario

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *

Máster Universitario de Bioética

Suscríbete a Nuestras Newsletters





Selecciona lista(s):

Bioética Press




Contacta con Nosotros:

*
*
Suscribete a nuestros Newsletters

Selecciona lista(s):